Portada del sitio > Empresas > Datos, la gasolina que mueve a una estrategia de marketing digital

Datos, la gasolina que mueve a una estrategia de marketing digital

  • sep.

    8

    2018
    Redacción

En Europa y Latinoamérica hay una marcada diferencia entre el marketing orientado a datos y la importancia que se da a los insights de las redes sociales, por ejemplo. Para empresas como Drive App, que provee una aplicación que permite gestionar todo lo relacionado con nuestros autos desde un mismo lugar, los datos han sido esenciales debido a la digitalización de un servicio que tradicionalmente ha vivido offline.

De acuerdo con Rossana Escalante, Co-fundadora y Directora de Drive App, el lugar de los datos en el modelo de negocio es muy importante pues “éstos nos permiten tener un entendimiento del usuario y los negocios; en nuestro caso, brindamos los datos más importantes a los proveedores sobre nuestros clientes”.

De esta forma, los datos harán posible el entendimiento del usuario a nivel de saber qué tarjeta utilizan, qué lugares visitan y otros elementos de relevancia que ayuden a darle un valor agregado a los servicios.

De acuerdo con la Agencia Espacial Mexicana, la data es la gasolina que echa andar su plan estratégico año con año, pues los datos permiten prever fenómenos naturales como sismos, tener informes sobre los cambios en clima y el viento, lo que nos proporciona herramientas para ofrecer valores agregados en sectores como medicina, aeronáutica e incluso en productos y servicios de la vida diaria.

En este sentido, agencias creadas bajo una filosofía de Data Driven Marketing e
Inbound Marketing como Smartup, se dan cuenta que todo lo que se ha dejado en el camino tras una estrategia de marketing son los datos. Los datos como herramienta de optimización de modelos de negocio es lo que dirige agencias como esta.

Según David Ruiz, CEO de Smartup España, el Big Data se convierte en Business Analytics, una estrategia que permite medir y predecir lo que va a ocurrir, cosa que abre un mundo de oportunidades.

El uso de datos permite realizar estrategias con el mayor rigor posible, dejando de lado la elaboración de planes a partir de corazonadas o tendencias poco contrastadas; sin embargo, las barreras de entrada con las empresas consisten en querer desvelar estos datos sobre los usuarios, ya sea por temor a exhibir los datos o porque no se sabe cómo actuar ante ellos.

Finalmente, la utilidad de los datos no solamente termina en el análisis de información, descubrimiento de tendencias o en el replanteamiento de un modelo de negocio. Los datos deben convertirse en una experiencia agradable para el usuario, aportando valor a los servicios que ya utiliza.

“El Big Data nos permitirá encontrar pain points, pero más relevante aún, las herramientas para pensar en la innovación de los productos y servicios para que los usuarios encuentren nuevas experiencias en nuestra oferta”, finalizó Rossana Escalante.