Portada del sitio > Empresas > Se diferencian con certificaciones en el área de TI

Se diferencian con certificaciones en el área de TI

  • oct.

    20

    2015
    Miguel Enredado

Tradicionalmente las áreas de tecnología en las empresas están supeditadas a los conocimientos y habilidades de unos cuantos, aquellos profesionales que saben y conocen las formas de atacar los problemas tecnológicos al interior de las corporaciones, pero todo esto comienza a cambiar para generar mayor competitividad.

Hoy en día las empresas que no cuentan con procesos integrados para planificar, implementar, operar, monitorear y mejorar su sistema de gestión, además de ser inconstantes en la entrega servicios de TI de alta calidad que conlleven rentabilidad, podrían ser víctimas de fallos que significarían una pérdida con alto valor económico.

La norma ISO/IEC 20000 desarrolla al interior de las organizaciones una estructura de gobierno y de gestión que permite que los servicios tecnológicos sean operados y administrados bajo la garantía de que la empresa siempre tenga disponibles los servicios de TI y éstos funcionen de manera correcta.

ISO/IEC 2000 plantea:

  1. Identifica los objetivos de negocio. Por ejemplo: incrementar ventas, reducir costos, aumentar la satisfacción del cliente, incluyendo claridad sobre cuáles son los servicios tecnológicos a los que dará soporte.
  2. Permite el diseño de los servicios. Los expertos deciden sobre las adecuaciones más pertinentes en la estructura de servicios tecnológicos, que garanticen métricas correctas y sean un soporte para el logro de los objetivos del negocio.
  3. La arquitectura dentro de la organización. El siguiente paso es establecer una estructura de control que garantice que los servicios se provean de manera uniforme y que cualquier cambio a nivel tecnológico no impacte en los procesos.
  4. La operación y mantenimiento de los servicios. Es aquí donde la ISO 20000 hace más sentido, al brindar una estructura de procesos en la implementación y liberación de la producción, así como una estructura que garantiza que los controles de mantenimiento y soporte a la operación permanezcan funcionando correctamente.

"La premisa es muy simple, sino lo puedes medir, entonces no lo puedes controlar. Esto es lo que había pasado en las áreas de TI y para garantizar el correcto funcionamiento del negocio es necesario contar con un "Plan B" hante cualquier evento, y sobre todo es muy importante dejar en claro quiénes son las personas responsables de cada operación", comenta Eugenio Torres, instructor de BSI Group México.

A través del desarrollo de auditorías como parte del sistema de gestión, se corrobora que toda la estructura trabaja de manera adecuada. Organismos certificadores en México como la firma BSI Group, acompañan de cerca a las organizaciones para cumplir con las normativas.

BSI Group aporta contenido de valor al sector a través de la transmisión de conocimiento, logrado con información valiosa vía talleres, capacitación y software, cuyo objetivo es emprender el camino de la certificación ISO/IEC 20000, aspectos que ofrecen mayor precisión en los niveles de inversión en TI.


Contar con los procesos de gestión de servicios en TI genera ahorros en el negocio, con una importante reducción de fallas tecnológicas: “Es difícil, en ocasiones, establecer una cifra precisa en términos financieros de las pérdidas ocasionadas, pero es posible establecer una cifra del tiempo que lleva su recuperación, siempre y cuando se cuente con el sistema de gestión adecuado”, concluyó Eugenio.