Portada del sitio > Seguridad > Aprende cómo crear una contraseña robusta

Aprende cómo crear una contraseña robusta

  • mayo

    8

    2016
    Miguel Enredado

Las credenciales “123456.” “contraseña.” “12345678.” “QWERTY.” “12345” son ejemplos fáciles de recordar y rápidos de escribir, pero representan las cinco contraseñas más comunes que se utilizan hoy en día.

A pesar que cada vez más personas entienden los riesgos a los que se enfrentan en con la ciberdelincuencia, es frecuente observar prácticas de seguridad deficientes. En relación al Día Mundial de la contraseña, ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, acerca una guía rápida sobre cómo evolucionar en cuanto a la creación de contraseñas.

Para comenzar, las contrasellas de una sola palabra son fáciles de descifrar, entonces se debe partir de que una buena credencial de acceso debe conformarse de una frase.
Estás permiten un código más largo, más complejo e igualmente fácil de recordar, que además ayuda estar más seguros y protegidos.

  1. Paso 1 - Añadir palabras para crear una frase

Se necesita armar la frase de modo que tenga sentido de una manera significativa, por ejemplo si se disfruta de leer, entonces un buen inicio puede ser “amo leer”, pero podría ser una frase más larga y específica como;
“amoleernovelasdeaventuras”

  • Paso 2 - Agregar mayúsculas para darle énfasis a la frase

Si bien ahora la contraseña es mucho más fuerte que la versión original aún se necesita ser más detallistas. Incluir mayúsculas, como si se hiciera hincapié en cada palabra:
“AmoLeerNovelasDeAventuras”

  • Paso 3 – Incluir signos de puntuación o exclamación de manera creativa

Este paso puede ser un elemento decorativo, como si se estuviera inventando una contraseña de manera visual. Para hacerlo más sencillo, se pueden incluir al principio y al final:
“¡AmoLeerNovelasDeAventuras!”

  • Paso 4 - Dejar espacios logra una mayor complejidad

Muchas personas desconocen el hecho de que se pueden agregar espacios en una contraseña, y eso permite que sea mucho más compleja de descifrar:
“¡Amo Leer Novelas De Aventuras!”

  • Paso 5 – Reemplazar letras por números o símbolos

La frase de contraseña ya es bastante fuerte pero faltaría un "relleno final" que añadirá otra capa de seguridad, para esto se puede reemplazar letras por números o símbolos. Puede ser una letra por un @ o la E por un 3. Por ejemplo, la letra A por un @:
“¡@mo Leer Novel@s De @ventur@s!”

De esta manera, con 5 pasos sencillos se transformó una contraseña débil en una frase de contraseña fuerte y compleja.

Consejos para la seguridad de las contraseñas:

  • Las contraseñas cortas son malas, es mejor utilizar frases largas
  • No volver a utilizar contraseñas viejas
  • Para mayos seguridad usar factores de doble autenticación
  • Crear una contraseña distinta para cada cuenta
  • Cambiar las frases de contraseña periódicamente
  • Utilizar un administrador de contraseñas confiable